asnc.png


asnc.png
La exposición al calor extremo aumenta la prevalencia de la desnutrición crónica y aguda de recién nacidos
Journal of Environmental Economics and Management Ithaca, Nueva York, EE.UU. 24 Septiembre, 2022

En alrededor de 32.000 niños de 3 a 36 meses de edad, la exposición al calor intenso habría aumentado la prevalencia de retraso en el crecimiento por desnutrición crónica en un 12% y de bajo peso por desnutrición aguda en un 29%.
Los resultados surgen de la vinculación de encuestas y datos meteorológicos codificados geográficamente durante más de 20 años por un estudio llevado a cabo en África Occidental. 

“Estamos hablando de niños a una edad muy temprana que tendrán cambios por el resto de sus vidas”, dijo  Ariel Ortiz-Bobea, profesor asociado y economista agrícola aplicado la Universidad Cornell. “Lo que hacemos para reducir la pobreza global lo erosiona nuestra falta de acción sobre el clima”.

Ortiz-Bobea y John Hoddinott, profesor de economía y política alimentaria y nutricional en Cornell, son coautores del informe publicado en la revista Journal of Environmental Economics and Management *. El artículo estima los efectos acumulativos del calor en la nutrición infantil; para tal fin, aplica medidas precisas que incluyen intervalos de exposición a temperaturas extremas y cantidad de tiempo.

Los autores aspiran a probar la hipótesis de que la exposición al calor a lo largo de la vida afecta negativamente a la nutrición crónica medida por las puntuaciones z de la altura para la edad (PZA) y que la exposición reciente al calor afecta negativamente a la nutrición aguda medida por las puntuaciones z del peso para la altura (PZP). 

Dirige el estudio la doctora Sylvia Blom, graduada en Cornell, ahora asociada a investigación postdoctoral en la Universidad de Notre Dame.

Los investigadores estiman que si la temperatura global promedio aumenta 2 grados centígrados -lo que los científicos advierten es probable sin reducciones significativas en las emisiones de carbono- el efecto promedio de la exposición al calor en el retraso del crecimiento casi se duplicaría.

Los hallazgos son preocupantes, dijeron los autores, porque las temperaturas en África Occidental están aumentando y se espera que continúen haciéndolo durante varias décadas. Consideran además que son irreversibls los efectos de la desnutrición aguda y crónica en la primera infancia, vinculados a mayores tasas de mortalidad y a una menor educación e ingresos en la edad adulta.

Las estrategias para reducir la desnutrición infantil, concluyen los investigadores, deberán considerar una mayor necesidad de programas durante los períodos de exposición prolongada al calor.

Mientras tanto, la mejora de los ingresos, la infraestructura y las prácticas de cuidado infantil durante el período de estudio ayudó a reducir el retraso del crecimiento en los cinco países de África Occidental en un promedio de 5,8%.

“Pese a que este progreso fue bien recibido en la región y en otros países de ingresos bajos y medianos, el contexto de aumento de las temperaturas y la mayor probabilidad de fenómenos meteorológicos extremos, sugiere que corren el riesgo de acabar con los avances alcanzados".


* Journal of Environmental Economics and Management
Heat exposure and child nutrition: Evidence from West Africa
SylviaBlom, Ariel Ortiz-Bobea, John Hoddinott

Volume 115, September 2022
https://doi.org/10.1016/j.jeem.2022.102698

Investigación+Documentación S.A. edita los contenidos científicos de saludpublica.com con procedimientos técnicos e informáticos propios.
Los documentos que integran la base de datos de saludpublica.com son provistos por prestigiosas fuentes científicas internacionalmente reconocidas y la agencia Sistema de Noticias Científicas (aSNC).
Copyright saludpublica© 1999-2022, Sociedad Iberoamericana de Información Científica (SIIC)