asnc.png


asnc.png
Estudian los efectos de la contaminación del aire en el cáncer de pulmón de no fumadores
European Society for Medical Oncology París, Francia 12 Septiembre, 2022

La identificación del mecanismo a través del cual la contaminación del aire desencadena en no fumadores el cáncer de pulmón fue presentada en la conferencia ESMO 2022 de la European Society for Medical Oncology (Sociedad Europea de Oncología Médica).

Meet Us at the ESMO Congress 2022, 9–13 September 2022, Paris, France

Al plantear el riesgo para la salud que representan las diminutas partículas producidas por la quema de combustibles fósiles, los autores de la investigación convocan a la adopción de urgentes medidas para combatir el cambio climático.

El trabajo podría allanar el camino para un nuevo campo de prevención del cáncer, según Charles Swanton del UK's Francis Crick Institute (Instituto Francis Crick), Reino Unido.

Swanton presentó la investigación en la conferencia anual ESMO 2022 que se celebra en París, Francia, entre los días 9 y 13 de septiembre. El estudio -aún no publicado en una revista científica especializada- acaparó una amplia audiencia el sábado 10.

Antecedentes de la investigación
Durante mucho tiempo se ha pensado que la contaminación del aire está relacionada con un mayor riesgo de cáncer de pulmón en personas que nunca han fumado pero se desconocía, según Swanton, si la contaminación causaba directamente el cáncer de pulmón y cómo lo hacía", comentó Swanton a la prensa acreditada en la reunión europea de especialistas.

Si bien se considera que la exposición a carcinógenos, como los del humo del cigarrillo o la contaminación, provocan mutaciones en el ADN que luego se convierten en carcinoma, persistía una ´verdad incómoda´ con esta presunción, dijo Swanton. Investigaciones anteriores demostraron que las mutaciones de ADN pueden presentarse sin causar carcinomas y que la mayoría de los carcinógenos ambientales no provocan las mutaciones.

Participantes y métodología
Los investigadores del Instituto Francis Crick y el University College de Londres, al analizar los registros de salud de más de 460.000 personas de Inglaterra, Corea del Sur y Taiwán, hallaron que la exposición a partículas diminutas de contaminación PM2.5 (con menos de 2,5 micrones de ancho) condujo a un mayor riesgo de mutaciones en el gen EGFR.

En estudios de laboratorio con ratones, el grupo de trabajo demostró que las partículas provocaban cambios en los genes EGFR y KRAS, ambos relacionados con el cáncer de pulmón.

Por último, analizaron alrededor de 250 muestras de tejido pulmonar humano nunca expuesto a carcinógenos por fumar o como consecuencia de una fuerte contaminación.

Aunque los pulmones estaban sanos, encontraron mutaciones de ADN en el 18 y 33 por ciento de los genes EGFR y KRAS, respectivamente. Las mutaciones aparentaban aumentar con la edad. 
"Por sí solos, probablemente sean insuficientes para impulsar carcinomas", dijo.

Sin embargo, cuando una célula se expone a la contaminación, puede desencadenar una "cicatrización" causante de inflamación, dijo Swanton. Y si “porta una mutación, entonces constituirá un carcinoma”, agregó.

En un segundo experimento con ratones, los investigadores demostraron que un anticuerpo podría bloquear la interleucina 1 beta, que desencadena la inflamación, evitando que el carcinoma se inicie en primer lugar.

Swanton comentó su anhelo a que el hallazgo "brinde una base fructífera para un futuro basado en la prevención molecular del carcinoma, momento en el que las personas podrían disponer de un fármaco, quizás diario, para reducir el riesgo oncológico".

Suzette Delaloge, directora del programa de prevención del cáncer en el instituto Gustave Roussy de Francia, se refirió a la condición revolucionaria de la investigación "porque prácticamente no teníamos una demostración previa de esta forma alternativa de formación de carcinoma".

"El estudio abre una gran puerta, tanto para el conocimiento como para nuevas formas de prevenir" el desarrollo del cáncer, dijo Delaloge, quien no participó en la investigación pero la discutió en la conferencia del sábado último.

"Este nivel de manifestación debe obligar a las autoridades a actuar a escala internacional".

Tony Mok, oncólogo de la Universidad China de Hong Kong, al juzgar la investigación opinó: "Significa que podemos preguntarnos si, en el futuro, será posible usar gammagrafías pulmonares para buscar lesiones precancerosas en los pulmones e intentar revertirlas con medicamentos como los inhibidores de la interleucina 1 beta".

Swanton llamó a la contaminación del aire un "asesino oculto", luego de señalar que la investigación la relaciona con la muerte de más de ocho millones de personas al año, cantidad cercana a la ocasionada por el tabaco.

Otra investigación ha relacionado el PM2.5 con 250 000 muertes anuales solo por cáncer de pulmón .

"Tú y yo podemos elegir si fumamos o no, pero no podemos elegir el aire que respiramos", dijo Swanton, quien también tiene a su cargo la dirección clínica del Cancer Research UK, institución que se identifica como principal financiadora de la investigación.

"Al ser probable que cinco veces más personas están expuestas a más contaminación no saludable que el tabaco, será posible apreciar que este es un problema global de suma importancia", agregó.
"Solo podemos abordarlo si reconocemos los vínculos realmente íntimos entre la salud climática y la salud humana", concluyó el investigador.

Investigación+Documentación S.A. edita los contenidos científicos de saludpublica.com con procedimientos técnicos e informáticos propios.
Los documentos que integran la base de datos de saludpublica.com son provistos por prestigiosas fuentes científicas internacionalmente reconocidas y la agencia Sistema de Noticias Científicas (aSNC).
Copyright saludpublica© 1999-2022, Sociedad Iberoamericana de Información Científica (SIIC)