soc_ibero_infor_cientifica.png


soc_ibero_infor_cientifica.png
Efectos nocivos del café en pacientes con hipertensión severa en comparación con los beneficios del té verde en hipertensos de grado 1
Journal of the American Heart Association Suita, Osaka, Japón 18 Enero, 2023

El consumo excesivo de café se asoció con un mayor riesgo de mortalidad por enfermedades cardiovasculares (ECV) entre las personas con hipertensión grave, pero no entre las personas sin hipertensión o con hipertensión de grado 1; por el contrario, el consumo de té verde no se asoció con un mayor riesgo de mortalidad por enfermedad cardiovascular en todas las categorías de presión arterial.


Alberto Urias, «Té para el artista», lápiz sobre papel, 2012 (SIIC Art Data Bases).

 

Al artículo publicdo por la revista Journal of the American Heart Association - JAHA * examina en personas con hipertensión severa los impactos del consumo de café y té verde en la mortalidad por enfermedades cardiovasculares (ECV) .

El consumo de café por parte de la población general puede reducir el riesgo asociado a la hipertensión y la mortalidad, pero también puede conducir a un aumento a corto plazo de la presión arterial (PA) entre las personas con hipertensión.
Como el aumento agudo de la PA puede aumentar el riesgo de ECV estos resultados pueden sugerir que el efecto preventivo del consumo de café con cafeína depende del nivel de PA de quienes los consumen y se aplica solo a personas sin hipertensión severa.

La respuesta aguda relevante de elevación de la PA a la ingestión de cafeína se observó según los grupos diagnosticados por grados de hipertensión:
grado 1 (presión arterial sistólica [PAS] 140–159 mm Hg y presión arterial diastólica [PAD] 90–99 mm Hg) y 
normal (PAS 130–139 mm Hg o PAD 85–89 mm Hg)
grupos normal (PAS 120–129 mm Hg o PAD 80–85 mm Hg) y óptimo (PAS <120 mm Hg y PAD <80 mm Hg).

Se ha demostrado que el consumo de té verde con cafeína reduce la PA de prehipertensos e hipertensos de grado 1, además reduce el riesgo de mortalidad por todas las causas y ECV entre personas con ECV y la población en general.

Alrededor del 50 % de los sobrevivientes de accidente cerebrovascular e infarto de miocardio de un estudio relevante anterior registraba antecedentes de hipertensión; en consecuencia, el consumo de té verde, también podría reducir el riesgo de mortalidad entre las personas con hipertensión.

Antecedentes en la literatura
Entre la literatura consutada por los autores, solo un trabajo que abarcó un pequeño número de participantes examinó las asociaciones entre el consumo habitual de café y el riesgo de mortalidad o incidencia de ECV entre personas con hipertensión en múltiples categorías de PA.

El artículo de JAHA aclara que se sabe poco sobre si el efecto protector del consumo de café es válido para las personas con hipertensión severa. Además, consideran que ningún estudio evaluó si la asociación entre el consumo de té verde y el riesgo de mortalidad por ECV varía entre las categorías de PA.
Por lo tanto, los autores que su investigación llevada a cabo en una gran cohorte de hombres y mujeres japoneses "tuvo como objetivo examinar y comparar el efecto a largo plazo del consumo de té verde o café sobre el riesgo de mortalidad por ECV en múltiples categorías de PA".

Participantes del estudio
El Japan Collaborative Cohort Study for Evaluation of Cancer Risk - JACC, es un gran ensayo prospectivo comunitario a nivel nacional que se ejecutó entre 1988 y 1990; inscribió 110 585 personas (46 395 hombres y 64 190 mujeres) de 40 a 79 años, residentes de 45 comunidades japonesas.
Los participantes completaron cuestionarios autoadministrados que incluían las características demográficas, el historial médico, el estilo de vida y la dieta.

Se midió la PA a 29 928 participantes (10 884 hombres y 19 044 mujeres) de 30 comunidades que se sometieron a exámenes de salud realizados por los gobiernos municipales. Fueron excluidos 8267 participantes (3160 hombres y 5107 mujeres) de 6 comunidades porque no estaban incluidas en el cuestionario las preguntas sobre la frecuencia de consumo diario de té verde o café (2483 participantes: 918 hombres, 1565 mujeres). De igual forma se procedió con quienes al iniciarse el estudio informaron antecedentes de accidente cerebrovascular, enfermedad coronaria o cáncer (567 participantes: 232 hombres, 335 mujeres) y con 2 participantes que registraron valores atípicos de presión de pulso (≤10 mm Hg).
Por lo tanto, los análisis incluyeron un total de 18 609 participantes (6574 hombres y 12 035 mujeres) de 24 comunidades.

Antes de completar el cuestionario, los participantes o representantes de la comunidad dieron su consentimiento informado para participar en este estudio epidemiológico de acuerdo con las directrices del Consejo de Organizaciones Internacionales de las Ciencias Médicas. Se obtuvo el consentimiento informado de cada participante en 18 de las 24 comunidades. En las 6 áreas restantes, se obtuvo el consentimiento del grupo de cada líder de área.

El protocolo del ensayo fue aprobado por los comités de ética de las universidades de Hokkaido, Nagoya y Osaka, en conformidad con la Declaración de Helsinki de 1964 y sus modificaciones posteriores o normas éticas comparables.

Riesgo de ECV por consumo de café
Durante los 18,9 años de mediana de seguimiento, se documentaron un total de 842 muertes por ECV. Entre las personas con hipertensión de grado 2 a 3, el consumo de café de ≥2 tazas/día se asoció con un mayor riesgo de mortalidad por ECV, en comparación con los no bebedores.
El ajuste adicional de los posibles factores de confusión no cambió los resultados de la asociación. Los cocientes de riesgo multivariable de mortalidad por ECV entre la hipertensión de grado 2 y 3 fueron:
0,98 (IC 95 %, 0,67–1,43) para <1 taza/día,
0,74 (IC 95 %, 0,37–1,46) para 1 taza/día y
2,05 (IC 95 %, 0,67–1,43) para ≥2 tazas/día,
en comparación con los no bebedores.

Los investigadores no encontraron asociación significativa entre el consumo de café y la mortalidad por ECV entre las personas con PA óptima y normal, PA normal alta o hipertensión de grado 1.
En el análisis de sensibilidad, la imputación múltiple para dar cuenta de los valores faltantes no cambió sustancialmente las asociaciones.

Riesgo por consumo de té verde
El consumo de té verde no se asoció con un mayor riesgo de mortalidad por ECV entre los grados 1 a 3 de hipertensión.
El consumo de 5 a 6 tazas/día de té verde entre las personas con una PA normal alta y de 1 a 2 tazas/día de consumo de té verde entre las personas con una PA normal o óptima se asociaron con una reducción lábil del riesgo de mortalidad por ECV según la edad y análisis con ajuste por sexo. Después de la asociación se atenuó los riesgos se atenuaron y dejaron de ser estadísticamente significativos.

Al comparar este trabajo con anteriores, los autores destacan que el suyo es el primero en encontar una asociación positiva entre el consumo excesivo de café y la mortalidad por ECV entre personas con hipertensión severa.
En el estudio Framingham de 1354 participantes de ≥65 años con 10,1 años de seguimiento, el consumo habitual de café con cafeína (≥1,0 frente a 0 tazas por día) se asoció con un riesgo reducido de mortalidad por enfermedad coronaria entre personas con una PA inferior a hipertensión en grado 2 (PAS <160 mm Hg y PA diastólica <100 mm Hg), pero no entre aquellos con hipertensión en grado 2 (PAS ≥160 mm Hg y PAD ≥100 mm Hg).
Los antecedentes registran que el café con cafeína, con ingredientes como ácido clorogénico y otros compuestos fenólicos, magnesio y trigonelina, reduce los niveles de colesterol sérico, mejora la función endotelial y reduce la inflamación en mujeres con diabetes.
Los bebedores habituales de café también pueden desarrollar tolerancia a la cafeína, que puede actuar como reductora de los efectos adversos de la cafeína en los resultados de ECV.
Los efectos cardiovasculares nocivos de la cafeína (es decir, la elevación transitoria de la PA) se verían compensados ??-en la población en general- por los efectos beneficiosos de estos otros componentes y la tolerancia a la cafeína. Sin embargo, debido a que los pacientes hipertensos son más susceptibles a los efectos de la cafeína, en los casos cn hipertensión severa las consecuencias nocivas pueden superar sus efectos protectores y aumentar el riesgo de mortalidad.
Por el contrario, el mecanismo que subyace a los efectos beneficiosos del té verde puede explicarse por la epigalocatequina-3-galato, el polifenol más abundante en el té verde.
Los beneficios de las catequinas del té verde pueden explicar parcialmente por qué solo el consumo de café se asoció con un mayor riesgo de mortalidad en personas con hipertensión severa pese a que tanto el té verde como el café contienen cafeína.

Fortalezas y límites del estudio
Entre las virtudes del estudio los autores remarcan su diseño prospectivo que minimiza el sesgo de recuerdo de la evaluación de la exposición y el número suficiente de muertes por ECV entre personas con hipertensión severa. Esta cualidad permitió la evaluación del impacto del consumo de café y té verde.
Además, el trabajo examina el riesgo de un alto consumo de té verde en comparación con estudios en países occidentales.

Sin embargo, el artículo reconoce también varias limitaciones.
Primero, debido a que el consumo de café o té verde fue autoinformado, el informe falso podría ser un problema potencial.
En segundo lugar, dado que solo hubo una única evaluación inicial de la PA y el consumo de café y té verde, no se tuvo en cuenta la PA ni los cambios en el consumo durante el seguimiento. La clasificación errónea no diferencial podría resultar en una subestimación de la asociación entre el consumo de café o té verde y los resultados de mortalidad en las categorías de PA.
Como tercera limitación, no descartan la confusión atribuible a mediciones no efectuadas o "confusión residual" a pesar de sus esfuerzos para ajustar muchos factores de confusión potenciales.
Por último, la causalidad del consumo de café en relación con el riesgo de ECV entre personas con hipertensión no puede determinarse debido a la naturaleza observacional de este estudio.

Conclusiones categóricas
Al finalizar su trabajo, los autores concluyen que "el consumo excesivo de café se asoció con un mayor riesgo de mortalidad por ECV entre las personas con hipertensión grave, pero no entre las personas sin hipertensión o con hipertensión de grado 1. Por el contrario, el consumo de té verde no se asoció con un mayor riesgo de mortalidad por ECV en todas las categorías de PA."

El artículo respalda la afirmación que propone evitar el consumo excesivo de café entre las personas con hipertensión severa y plantea la necesidad de más investigaciones para confirmar los efectos del consumo de café y té verde entre las personas con hipertensión.


* Journal of the American Heart Association - JAHA
Coffee and Green Tea Consumption and Cardiovascular Disease Mortality Among People With and Without Hypertension
Masayuki Teramoto, Kazumasa Yamagishi, Isao Muraki, Akiko Tamakoshi and Hiroyasu Iso

21 de diciembre, 2022
https://doi.org/10.1161/JAHA.122.026477

Investigación+Documentación S.A. edita los contenidos científicos de saludpublica.com con procedimientos técnicos e informáticos propios.
Los documentos que integran la base de datos de saludpublica.com son provistos por prestigiosas fuentes científicas internacionalmente reconocidas y la agencia Sistema de Noticias Científicas (aSNC).
Copyright saludpublica© 1999-2022, Sociedad Iberoamericana de Información Científica (SIIC)